La transfobia sigue matando a cientos de personas cada año.

La aprobación de la Ley de Igualdad LGTBI, que contiene en su seno una ley integral trans, paliaría muchos de los efectos de la transfobia y garantizaría una mejor vida para las personas trans y sus familias.

20 de noviembre, Día Internacional de la Memoria Trans

[20.11.18]. El día 20 de noviembre, como cada año desde 1996, se dedica desde los colectivos LGTBI a la memoria de las personas trans asesinadas en el mundo por el mero hecho de ser. Lo que varía todos los años es solo el número de personas que recordamos, pues aumenta significativamente año tras año.

Debido a esta realidad imperante, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) se suma a las reivindicaciones con motivo del Día Internacional de la Memoria Trans, recordando a aquellas personas fallecidas fruto de una transfobia social y un cisexismo atroz que, unido al sexismo social y cultural en el que vivimos, producen cientos de víctimas de odio al año.

Dariel Saúl, coordinador del grupo de Políticas Trans de la FELGTB, afirma que “a las personas trans nos gustaría que llegara el día en que podamos conmemorar esta fecha como algo del pasado, ser libres e iguales que el resto de la ciudadanía y poder vivir la vida que queremos con los mismos derechos que cualquier otra persona”. A este respecto, la organización recuerda que la aprobación de la Ley de Igualdad LGTBI, en cuyo seno se encuentra toda una ley integral trans, paliaría muchos de los efectos de la transfobia y garantizaría una mejor vida para las personas trans y sus familias.

“Cada año lamentamos más víctimas mortales, cada año sumamos más nombres a nuestra memoria colectiva, cada año los asesinatos de personas trans se incrementan en el mundo” prosigue Mané Fernández, vicepresidente de la FELGTB. Según el informe “Perspectivas Trans Globales en Salud y Bienestar” del Observatorio de personas Trans Asesinadas (TMM, por sus siglas en inglés),  en el año 2018 fueron asesinadas 369 personas trans en el mundo frente a las 325 del año 2017 y las 295 del año 2016.

“Debemos caminar hacia una sociedad donde el bullying transfóbico esté erradicado, donde la infancia y la juventud no conozcan la transfobia, en la cual ser trans no suponga un demérito, un estigma o un lastre” recalca Saúl.

En esta misma línea, Fernández comenta que “el miedo a salir a la calle, el ocultamiento de nuestra identidad, la desigualdad de derechos, el cuestionamiento de nuestra realidad o el ensañamiento público deben dejar de ser el día a día de nuestro colectivo, y, sobre todo, debe dejar de ser cotidiano hacer concentraciones en España en memoria de menores trans por asesinatos sociales de carga tránsfoba”.

“La transfobia está profundamente asentada en todo el mundo, formando parte de un círculo estructural y continuo de opresión que nos mantiene lejos de nuestros derechos básicos; en la mayor parte de los países, los datos sobre violencia transfóbica no son sistemáticamente recogidos y es imposible estimar el número exacto de casos” concluye Uge Sangil, presidenta de FELGTB.

La organización recuerda que las personas trans en todas partes del mundo son víctimas de violencias de odio terribles, incluyendo chantajes, asaltos físicos y sexuales y asesinatos. Debido a ello y por la necesidad de una visión no cisexista del mundo FELGTB ha dedicado el 2018 a trabajar en la Liberación trans y la autodeterminación del género.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com